ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Rastreando...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Krom
Joven Lobo
Joven Lobo
avatar

Cantidad de envíos : 227
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Rastreando...    Lun Ago 09, 2010 7:05 pm

El lobo continuo corriendo por las llanuras nevadas, dejando tras de si un leve rastro de huellas, olfateando aquel lejano rastro que resultaba casi imperceptible para él y por ende indetectable para la mayoría de los animales de la estepa. La presa aun estaba lejos, pero no lo suficiente para que no pudiera perseguirla, y la determinación de aquel animal era tal que poría seguirla durante días enteros si hiciera falta.

Ahora el sol despuntaba en su cenit, el hambre hacía días que mostraba su presencia en las tripas del cazador y la sed, aunque presente, aun no hacía mella en la fortaleza del depredador. Hacía horas que había abandonado la espesura de los bosques y poco a poco se acercaba a los lindes, podría decirse que estaba ya en en estos y muy cerca del limes pero eso no preocupaba al hambriento lobo que, sin mostrar temor, continuaba avanzando hacia los límites de su reino pues él, o mejor dicho: su raza, era el señor de aquellas tierras, de aquel mundo salvaje y natural donde la piedad y la misericordia no tenían lugar.

La ley de la estepa era simple: sobrevivía el más fuerte... Esa era la ley fundamental, había otras pero esa era la primordial, así que si querías vivir debías hacerlo a costa de otras vidas o perecer. Debías imponer tu dominio sobre los débiles si no querías ser dominado, debías acabar con los animales "inferiores" si no querías morir de hambre y debías evitar que tus iguales se hicieran con tus presas si no deseabas tener que marchar en busca de otras tierras de las que alimentarte.

El lobo continuaba con su marcha que parecía seguir un ritmo, un paso marcado, que ante la vista era invariable y su respiración, que dejaba un rastro de vaho con cada expiración, era igualmente ritmica... Como si todo su ser estuviera en un trance musical del que solo la muerta de la presa pudiera terminar y en la mente de aquel depredador tan solo cabía lugar para su cometido.

_________________
Administrador de la Guerra de Tinieblas

Rango Tercero



Durante siglos los míos han sufrido en soledad la maldición de la plata, pero esos tiempos han terminado, ahora tu también compartiras nuestro dolor.


Vencedor de un combate.

Krom, Guardián del Sendero de Selene
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://gdet.forosactivos.net
Krom
Joven Lobo
Joven Lobo
avatar

Cantidad de envíos : 227
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: Rastreando...    Mar Ago 10, 2010 5:19 pm

Las horas habían pasado y el sol comenzaba a ocultarse en el horizonte, la oscuridad se alzaba ya sobre los lugares mas recónditos del bosque y en el limes (donde el lobo continuaba persiguiendo a su presa) la noche se mostraba como un compañera que pronto les alcanzaría.

En el aire podía oler los claros matices que delaban a su presa, era inconfundible, y el hambre le atenazaba de tal forma que ya no pensaba en otra cosa salvo en alcanzarla y fue entonces, cuando la noche casí se alzaba ya, cuando la vio...

Se agachó entre unos matorrales, escondido tras estos y por la nieve, y observó mientras el viento lo golpeaba de cara (impidiendo que su olor llegará hasta su presa) para esperar el momento oportuno para actuar.

El ciervo estaba tirado en la nieva, su sangre aun brotaba caliente de su cuerpo y aunque sus ojos estaban cerrados aun había vida en él (por las convulsiones que daba), y no muy lejos de allí un cazador se aproximaba hacia el animal muy lentamente con un fusil de caza entre sus manos. Mostraba una malévola sonrisa en su rostro y por la incipiente barriga que tenía el lobo sabía que no habría cazado por la carne del animal...

Ahora el humano se agachaba sobre el ciervo, este tenia una herida de bala en mitad de su pecho, y mientras sacaba un cuchillo observaba la cornamenta del animal y lo grande que esta era... El lobo, en silencio, observaba y meditaba para sí.

El humano había entrado en su territorio, por derecho era el suyo pues la estepa era su tierra, y no había mostrado ningún respeto hacia los depredadores naturales de aquella tierra, todo era pues una cuestión territorial y de supremacía. El humano no cazaba, por lo que sabía, por comida sino por otra cosa... Cazaba por obtener los cuernos del animal y su piel... Algo que comprendía pero que veía horrible desde que había cambiado pues no era natural.

El cazador había comenzabado a usar su cuchillo sobre la aun viva presa, y el lobo decidio que había llegado el momento de moverse...

-----------------------

Andrei había pasado horas y horas esperando al momento adecuado, por aquella parte del bosque no había muchos animales que cazar pero al final del día, justo cuando ya se había dado por vencido, aparecio aquel ciervo y desde su atalaya situada en las copas de los árboles disparó y acabó de un tiro rápido y limpio con el animal sin dañar su rostro ni sus cuernos, muy preciados.

No tenía permiso de caza pero... ¿Quien lo tenía en esta mierda de país? Nadie y él no iba a despreciar los rublos que podría ganar vendiendo la piel y los cuernos de ese animal. No había esperado cazar algo tan grade así que no estaba preparado para cargarlo, se llevaría lo más valioso de este y debía hacerlo rápido porque la noche se cernía sobre él.

Estaba a punto de finalizar su tarea cuando notó algo tras de sí, a su espalda, no esperaba que hubiera nadie así que se movio con tranquilidad pero lo que vio le alteró. Había un lobo blanco, tan blanco como la nieve, a un par de pasos suya y sentado sobre sus cuartos traseros... ¿Cómo había llegado hasta él? No lo sabía y no lo entendía pero no dudo en llevar lentamente su mano hacia su escopeta de caza mientras miraba fijamente a los dorados ojos del animal.

En su mirada había algo extraño, algo que no esperaba ver en un lobo... No había ferocidad, no sentía la furia o la violencia de aquellos animales ni veía hambre en ella. Había algo que lo sorprendio y lo asustó mucho más que todo esto junto... vio... inteligencia. Una inteligencia no animal, una inteligencia que solo podía ser humana... Como si observara, midiera y lo estudiara como si él fuera la bestia y no al reves.

Tomó su arma con su siniestra y llévó su diestra al gatillo para disparar mientras apuntaba a aquel animal pero fue lento y mientras hacía esto el lobo, sin lanzar un solo gruñido o dar una sola muestra de enojo, se lanzó sobre su yugular atravesandola con sus afilados y blanquecinos colmillos...

La sangre del humano manchó la nieve en un nuevo acto de salvajismo, su arma se disparó, impacando en un árbol cercano, y el lobo comenzó a devorar al hombre mientras este, aun vivo, se axfisiaba en su propia sangre.

_________________
Administrador de la Guerra de Tinieblas

Rango Tercero



Durante siglos los míos han sufrido en soledad la maldición de la plata, pero esos tiempos han terminado, ahora tu también compartiras nuestro dolor.


Vencedor de un combate.

Krom, Guardián del Sendero de Selene
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://gdet.forosactivos.net
Carlos
Lobezno
Lobezno
avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 08/08/2010
Edad : 24
Localización : Jerez

MensajeTema: Re: Rastreando...    Mar Ago 10, 2010 7:59 pm

Desde la distancia, observa una figura, figura de ojos claros como la nieve entre las sombras creadas por las ramas de los arboles, resulta ser Carlos, que habia asistido espectánte a como aquel lobo de blanco pelaje desangraba a aquel indeseable que habia mancillado el glorioso suelo de la madre naturaleza con la sangre de un ser creado por la misma.

Una cara de satisfaccion y una sonrisa malevola se puede observar en la cara de Carlos mientras ve como ese tributo rojo corria sobre el suelo pagando su fechoria. Resulta que Carlos llevaba siguiendolo varios meses, viendo como este cazador furtivo sin licencia intentaba cazar alguna pieza para ganar unos rublos mientras Carlos ,mediante a distintas trampas no mortales y sigilosas, evitaba el derramamiento de sangre animal y frustraba los deseos de ese indeseable humano, por mala suerte o por un fallo de calculo, su ultima trampa no resulto y el ciervo paso por delante del cazador, el cual lo ataco y mato para su propio y egoista beneficio.

Carlos se iva a lanzar al cuello de ese indeseable cuando observa como un lobo de blanco pelaje se planta delante, algo dentro de él decia que ese no era un lobo normal, así que espero a ver la mejor pelicula que podia existir, la realidad pura y dura de un asesinato a manos de un semejante, y sigue esperando a ver que ocurre cuando termine con su festín...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Krom
Joven Lobo
Joven Lobo
avatar

Cantidad de envíos : 227
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: Rastreando...    Mar Ago 10, 2010 8:28 pm

El lobo no se había percatado de la presencia de otro ser en el lugar hasta mucho después de haber acabado con el indeseable humano, consideraba que aquella presa había sido suya y ahora el saciaría su hambre con ella y tras haber eliminado al invasor, para aquel lobo tan solo era cuestión de territorio, el debía defender lo que consideraba suyo por derecho.

Cuando hubo saciado su hambre y ya solo quedaban los restos amorfos del ciervos, aun sangrantes, y el cuerpo despedazado del hombre alzó la mirada y, aunque no lo vio, se percató de la presencia de aquel curioso vigilante. Maldijo su incompetencia por no haberlo captado antes, podría haber sido un fallo que facilmente le costaría la vida, pero para no levantar sospechas se limito a continuar devorando un poco más de carne como si nada hubiera pasado.

No sabía si aquel ser era o no de los suyos, pero dudaba que lo fuera así que lentamente comenzó a caminar hacia el interior del bosque justo en la dirección por la que había ido el cazador furtivo, haciendo como si rastreara una nueva presa con el objetivo de ver si era o no perseguido y averiguar más sobre su observador.

Siempre atento a cualquier posible accion que pudieran llevar a cabo contra él, por mero instinto de supervivencia.

_________________
Administrador de la Guerra de Tinieblas

Rango Tercero



Durante siglos los míos han sufrido en soledad la maldición de la plata, pero esos tiempos han terminado, ahora tu también compartiras nuestro dolor.


Vencedor de un combate.

Krom, Guardián del Sendero de Selene
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://gdet.forosactivos.net
Carlos
Lobezno
Lobezno
avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 08/08/2010
Edad : 24
Localización : Jerez

MensajeTema: Re: Rastreando...    Mar Ago 10, 2010 8:38 pm

Carlos al observar como el lobo se iva su cara cambio drasticamente, su cara seria y fria que lo caracterizaba, y con movimientos rapidos como el viento, avanzo los pocos metros que les separaban y se planto justo delante del lobo, la situacion era rara, hombre frente a lobo, aunque a Carlos no le resultaba extraña la situacion ya que él sabia que ese lobo no era un lobo normal. Entonces se aclaro la garganta y dijo:

-Vaya...(carlos observa el cuerpo desangrado del hombre) jajajajaja ese indeseable se llevó su merecido ¿no?... (torna su cara hacia el lobo) Sé que no eres un lobo normal y supongo que sabrás que yo no soy un hombre normal

(se hace el silencio)

-Queria decirte que felicidades por ese excelente asesinato, hacia tiempo que no veia uno así, me llamo Carlos y llevo tiempo siguiendolo para ver como acababa, no quiero ser tu enemigo la verdad, pero busco contrincantes en este mundo racional del hombre y queria preguntarte si te gustaria hacer un pequeño enfrentamiento entre nosotros, solo para medir habilidades y ver quien es mejor de los dos... ¿que dices?

Y entonces el lobo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Krom
Joven Lobo
Joven Lobo
avatar

Cantidad de envíos : 227
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: Rastreando...    Miér Ago 11, 2010 12:27 pm

El lobo se paró en seco ante la repentina aparicion del humano, sabía que estaba en la zona pero no esperaba que se cruzara en su camino de aquella forma pero en vez de alterarse guardó la composturá y esperó a que dijera o hiciera algo que revelara sus intenciones.

Así fue, aquel hombre se identificó como un licántropo y aunque no dijo su nombre si identificó a Krom como uno de los suyos y sus intenciones de luchar.

No mataría a ese osado licántropo, no era su costumbre matar a los de su raza pero no sentía rubor alguno en matar a los de las demás razas por lo que asintiendo levemente con su cabeza (por su incapacidad de hablar siendo un lobo) dio por aceptado el duelo y sin mostrar un solo signo de violencia, sin mostrar un solo acto que identificara sus intenciones, sin mostrar un solo destello de odio en sus ojos se avalanzó contra su contrincante de un solo salto, sin mediación y por sorpresa, pues Krom consideraba que todo acto anterior a la lucha era vano e inutil y por ende innecesario, pasaba directamente a la acción.

Clavaría sus zarpas delanteras en el pecho del humano, profundamente, para que con su peso este cayera sobre su espalda sobre la helada nieve, y las traseras las asentaría en tierra para ganar estabilidad. Sus colmillos se avalanzarían al mismo tiempo contra la yugular del hombre, no para matarlo, sino para herirlo y que reconociera así su derrota.

Si se resistía las heridas empeorarían y la trampa mortal que ofrecían los afilados dientes del lobo sobre el hombre se cernirían sobre su cuello como una presa mortal, que realmente es lo que era aunque no lo mataría.

En su mirada no había un solo atisbo de odio o de algún otro sentimiento, tan solo una oscura inteligencia que intimidaba más que todo aquello junto.

Spoiler:
 

_________________
Administrador de la Guerra de Tinieblas

Rango Tercero



Durante siglos los míos han sufrido en soledad la maldición de la plata, pero esos tiempos han terminado, ahora tu también compartiras nuestro dolor.


Vencedor de un combate.

Krom, Guardián del Sendero de Selene
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://gdet.forosactivos.net
Carlos
Lobezno
Lobezno
avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 08/08/2010
Edad : 24
Localización : Jerez

MensajeTema: Re: Rastreando...    Miér Ago 11, 2010 2:13 pm

Carlos después de ese repentino ataque empezo a emocionarse viendo la iniciativa de su contrincante, sabia que su contrincante tenia muchas ventajas en su forma lobuna, asi que tenia que ingeniarselas para quitarselo de encima. Aprovechando que el lobo le dejara las piernas libres le propinó un rodillazo en las costillas, lo que le hizo girar sobre sí mismo y quedar encima del adversario, una vez arriba con sus manos empezo a forcejear con la boca del lobo para intentar quitarla de su cuello, le costó mucho pero al menos consiguió sacar los colmillos aunque todavia estaba en peligro de que sus amnos cedieran, asi que tenia que poner todo su empeño en que eso no ocurriera. Con un movimiento de cuello Carlos mordió el cuello de su adversaio, aunque no tuviera colmillos su mordisco era bastante fuerte. Se habian cambiado las tornas, ahora era el otro el que estaba abajo contra la nieve y con un mordisco en el cuello mientras yo estaba arriba con sus zarpas aun clavadas en el pecho.

Ahora solo tenia que esperar la respuesta del adversario...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Krom
Joven Lobo
Joven Lobo
avatar

Cantidad de envíos : 227
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: Rastreando...    Miér Ago 11, 2010 3:53 pm

Spoiler:
 

Los rodillazos que el hombre lanzó contra el lobo provocaron que este perdiera el equilibrio y Carlos aprovechó esto para cambiar la situación y situarse sobre Krom, agarrando con sus dos manos su boca para liberarse de la mortal presa que tenía en su cuello.

Al agarrar la boca del lobo se clavó sus colmillos en sus manos, algo lógico, y estos en vez de liberar su mortal agarre tan solo apretaron más y más, tenían la misma fuerza por lo que no podía "obligar" al lobo a liberar el cuello del hombre.

La sangre brotaría pues ante la grave herida que había en el cuello y que impediría al humano, si no lo remediaba, respirar haciendo que solo fuera cuestión de tiempo que este cayera exhausto o axfisiado. El mordisco que este intentó causarle al lobo no causó ningún mal pues el pelaje de los lobos era denso y lo era no solo por el frío sino para evitar las mordeduras o daños de los animales que podían herirlos siendo por esto una especie de "armadura natural" muy común que por selección natural había acabado por rodear a todos los lobos y, en especial, al cuello de estos para evitar los mortales ataques contra este. Los dientes del humano y su boca eran pues demasiado pequeños para lograr, ni siquiera, atravesar esta densa capa de pelaje.

Las zarpas delanteras, mientras tanto, continuaban clavadas en el pecho de Carlos clavandose más a medida que este ejercía mas presión contra él y las traseras se clavarían, igualmente, en las piernas de este causando iguales daños si no ponía remedio.

La sangre comenzó a entrar en la boca del lobo y a pasar su garganta, la sangrante herida del cuello hacía brotar el preciado líquido carmesí del interior de Carlos haciendo que este causará en Krom un renovado impetú por luchar y pelear, haciendo que poco a poco los impulsos surgieran de su interior y causando en un mirada ciertos destellos que denotaban una enorme sed de sangre.

_________________
Administrador de la Guerra de Tinieblas

Rango Tercero



Durante siglos los míos han sufrido en soledad la maldición de la plata, pero esos tiempos han terminado, ahora tu también compartiras nuestro dolor.


Vencedor de un combate.

Krom, Guardián del Sendero de Selene
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://gdet.forosactivos.net
Dante
Lobezno
Lobezno
avatar

Cantidad de envíos : 8
Fecha de inscripción : 08/08/2010
Edad : 23
Localización : Jerez

MensajeTema: Re: Rastreando...    Miér Ago 11, 2010 9:48 pm

Iba caminando por la fría nieve de Rusia, cuando vió unas huellas de lobo que recorrían la nieve, seguidas por las de un hombre, Dante sonrió para sí cada día le gustaba más este país, no había parado de tener ajetreo desde el día de su llegada un mes antes, y ahora se encontraba con una curiosa escena que le recordaba a una cacería lo cual no acababa de gustarle demasiado.

Rápidamente se trasformó en lobo y se dirigió corriendo hacía el lugar, en el caminó hacía el lugar se encontró con un conejo al cual mató y se lo comió de un bocado ya que hacía mucho que no comía nada, cuando terminó con él volvió a encaminarse hacía el lugar donde conducían las huellas y ocultándome entre los arbustos y volviendo a convertirse en humano, vio una de las escenas más cómicas que podrían verse. Un humano acababa de morder a un lobo blanco y este en compensación por el regalo de este le dedicó unas carantoñas al humano mordiéndole también, un pequeño chorro de sangre emanó del humano, cayendo sobre la blanca nieve y volviendo el manto de esta rojo.
Tras aquella escena una carcajada bien sonora salió despedida de su garganta, y mientras seguía riéndose se acercó al claro donde se encontraban los otros dos y les dijo:

-Que poca imaginación tiene la gente para hacer sufrir a los demás, además chaval te crees que con esos dientecitos vas a hacerle algo a un lobo.

Tras esto me empecé a transformar de nuevo, primero mi cabello empezó a crecer y a envolver mi cuerpo, para luego empezar a enconvarme y ponerme a cuatro patas completando mi trasformación, convirtiéndome en un magnífico ejemplar de lobo albino.
Me acerqué a ellos y a medias les dije entre gruñido y gruñido:

-Estos dientes si son capaces de dañar a alguien de verdad, así que que os parece ¿si vamos a un pueblo de vampiros y nos cargamos a alguno, en vez de matarnos entre hermanos?

Tras esto volví a mi forma original y señalando hacia el norte les dije:

-Hace poco pasé por uno, estará a media hora si vamos en forma de lobo.

Me quedé apoyado en el tronco de un árbol esperando ver que decidían, además con eso podría comprobar si eran lo suficientemente poderosos como para que me interesará en utilizarlos para mis planes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carlos
Lobezno
Lobezno
avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 08/08/2010
Edad : 24
Localización : Jerez

MensajeTema: Re: Rastreando...    Miér Ago 11, 2010 10:03 pm

Carlos no queria dejar la pelea por esa intrusion del humano, y menos si este no se habia indentificado. La verdad tenia ansia por matar algunos vampiros y sabia que de esa pelea no iva a salir bien aprado por la diferencia de especie, podria convertirse en lobo o dejar la pelea, idea que no le gustaba pero como no podia hablar dio 3 fuertes golpes al suelo en señal de rendición. El lobo que parecia que le estaba gustando su cuello como si fuese un hueso de juguete y lo que bortaba de él parecia volverlo salvaje tuvo que apresurarse al dar los golpes antes de que fuese demasiado tarde y tuvieran que entablar una pelea seria. Solo podia esperar la respuesta de su atacante...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Krom
Joven Lobo
Joven Lobo
avatar

Cantidad de envíos : 227
Fecha de inscripción : 30/08/2009

MensajeTema: Re: Rastreando...    Miér Ago 11, 2010 10:26 pm

Al notar la intromisión del hombre hizo caso omiso de sus palabras pues su opinion al respecto del combate no le interesaba demasiado, tan solo lo veía como una posible amenaza y estaba atento por ello a cualquier posible acción de este pero entonces, cuando ya saboreaba la metalica sangre del humano este se rindio dando varios golpes sobre la nieve.

Vio ese acto como un signo de rendición y por ello soltó su mortal presa antes de que pudiera hacerle un daño mayor, se aparto lentamente de él y se sentó sobre sus cuartos traseros mientras lo observaba.

Su mirada seguía mostrando su antigua frialdad, pero su respiración era algo irregular y rápida por la emoción del combate. Haciendo descender su cabeza ante el oponente vencido, como signo de respeto, dijo en la lengua de los lobos mirandolo a los ojos:

-Mi nombre es Krom, has sido un buen oponente, y me agradaría que vinieras conmigo a tomar algo a la ciudad. La regeneración sanará tus heridas y el vodka siempre viene bien para realzar el espíritu...

Ahora dirigía su mirada hacia el recien llegado, el cual estaba apoyado sobre un árbol, y posando sus ojos sobre los suyos habló con un tono mas distante en la lengua de los lobos:

-Los duelos son necesarios entre los licántropos, muestran la ferocidad y la valía de cada uno y establecen la jerarquía, pero tienes razón: Debemos luchar contra nuestros enemigos naturales pero antes iré a despejar mi mente en el bar... ¿Me acompañas?

Dijo para comenzar a caminar hacia la ciudad de Arkangel sin esperar a que sus semejantes respondieran, no por falta de educación sino porque no veía práctico esperar ya que si venían podrían responderle y si no dudaba que volviera a verlos en vida.

_________________
Administrador de la Guerra de Tinieblas

Rango Tercero



Durante siglos los míos han sufrido en soledad la maldición de la plata, pero esos tiempos han terminado, ahora tu también compartiras nuestro dolor.


Vencedor de un combate.

Krom, Guardián del Sendero de Selene
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://gdet.forosactivos.net
Carlos
Lobezno
Lobezno
avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 08/08/2010
Edad : 24
Localización : Jerez

MensajeTema: Re: Rastreando...    Jue Ago 12, 2010 8:22 am

Carlos mientras veía esa muestra de respeto hacia su derrota se alzó frente a su oponente y con una mirada de desprecio hacia sí mismo, se inclino sobre una rodilla derecha, apoyando su antebrazo izquierdo sobre esta, agacho la cabeza, hizo una pequeña transformación en sus cuerdas bocales y dijo en idioma lobuno:

- Has sido un gran rival, mi nombre es Carlos, ahora se que necesito más que unas batallas para ser el mejor
(risa tonta)
- Si esperáis a que me eche un poco de sal en la heridas y me las queme un poco creo que estaré listo para partir
(abre uno de los bolsillos de su pantalón y saca un bote de sal y un zipo del ejercito de cuando aun era espía y procede a la curación de las heridas que luego envuelve en vendas muy resistentes al cambio de forma)
- Se que eso de la sanación rápida es un choyo pero ya que estuve 4 años del ejercito en la unidad de medicina, me viene bien para curar más rápido
(se levanta y antes de transformarse dice:)
-No creas que esto va a quedar así Krom(Cierra sus ojos de forma risueña (^^) y esboza una sonrisa en la cara) algún día terminaremos esta pelea y espero salir victorioso jajajaja Por cierto esto de la transformación de las cuerdas vocales es uno de los pocos truquitos que aprendí en mis noches de aburrimiento, quizás algún dia os lo enseñe a hacer... Bueno ese vodka espera ansioso por volar en mi garganta y calentarme las nalgas de la helada nieve, así que...

Carlos procede al cambio de forma a lobo, donde su cuerpo se encorva y se oyen unos crujidos de huesos cambiado de forma, alargándose y comprimiéndose a la vez para formar nuevos y fuertes huesos de lobo, sus colmillos se alargan y sus pelos corporales aumentan de manera que forma una gruesa capa de pelaje que le protegería, sus ojos albinos seguían siendo iguales y su cicatriz seguía en su ojo izquierdo a la vista de todos como una marca de aquella épica pelea contra el León de Nemea, historia que no le agrada contar, pero si preguntar no va a negar una cordial respuesta. Una ves terminado el cambio de forma espera a la señal de partida hacia la ciudad...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Rastreando...    

Volver arriba Ir abajo
 
Rastreando...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Guerra de Tinieblas ::  :: Los Lindes de los Bosques-
Cambiar a: